El canciller Euclides Acevedo confirmó anoche el hallazgo de los cuerpos de los paraguayos Sophia López Moreira, Luis Pettengill y el menor de sus tres hijos entre los escombros del edificio Champlain Towers South de Miami, que colapsó parcialmente la madrugada del 24 de junio.

Hasta el momento se han rescatado 64 cuerpos sin vida y todavía están desaparecidas 76 personas.

“Esta es una información autorizada, oficial, tanto de nuestro Consulado en Miami, como de personas cercanas a la familia”, manifestó el canciller en un contacto con Telefuturo. “La noticia es conmovedora”, dijo después de aclarar que el menor hallado tendría unos dos años. Sin embargo, agregó a continuación: “La ciudadanía tiene derecho y la obligación de informarse, y compartir su dolor con nuestros compatriotas”. Se realizaron pruebas de ADN para confirmar la identidad de los paraguayos.

PENDIENTES DEL RESCATE. Acevedo también destacó que siguen “pendientes de la búsqueda de los demás cuerpos de nuestros connacionales”. Se trata de otros dos hijos de la pareja, y de Lady Luna Villalba, quien acompañaba a la familia como niñera cuando colapsó el edificio en Miami-Dade.

“Presumo que el presidente de la República va a tener que solicitar el permiso correspondiente al Congreso, porque con justificada razón tendría que estar en Miami, acompañando a su familia”, respondió Acevedo cuando fue consultado por una posible modificación en la agenda de Mario Abdo Benítez. En cuanto a la repatriación de los cuerpos, adelantó que “será una cuestión de procedimiento, de manera que la elaboración del duelo se haga en Paraguay”.

La alcaldesa del condado de Miami-Dade (que abarca Miami y Surfside), Daniella Levine Cava, dio a conocer el nuevo balance este jueves, admitiendo que informar las cifras “no se ha vuelto más fácil” dos semanas después de la tragedia, según recoge la agencia EFE. Las Champlain Towers South, un edificio de 12 pisos frente al mar al norte de Miami Beach se derrumbó mientras decenas de residentes dormían en su interior.

Los socorristas decidieron el miércoles poner fin a la búsqueda de sobrevivientes y pasar a la fase de recuperación de cuerpos, cuando 76 personas siguen potencialmente desaparecidas. “El trabajo continúa con toda la velocidad y urgencia necesarias”, había dicho previamente Levine Cava durante una conferencia de prensa. “Trabajamos las 24 horas del día para encontrar víctimas y permitir que las familias hagan su duelo lo más rápido posible”, agregó.

Aparte de un adolescente hallado unas horas después del derrumbe, los servicios de emergencia no encontraron víctimas vivas al rastrear el montón de escombros de lo que fue el complejo residencial. Pero “todavía rezamos por un milagro”, dijo este jueves el alcalde de la pequeña localidad de 6.000 habitantes, Charles Burkett, asegurando que “no se ha perdido toda esperanza”. En el día 15 de operaciones, los rescatistas observaron un breve minuto de silencio a la 01H20 de la madrugada, hora en la que se derrumbó parte del edificio.