Un joven emprendió un negocio en la ciudad de Caaguazú, donde elabora réplicas de camiones y barcos a escala pequeña.

Miguel Amarilla, un joven artista de 35 años, es un talentoso emprendedor que elabora réplicas en madera de barcos, camionetas, tractores y camiones de gran porte en una versión a pequeña escala.

Por medio del apoyo financiero del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), el emprendedor adquirió nuevas maquinarias para ampliar su taller y negocio al que denominó Punto Madera.

La creatividad, talento y tenacidad son los atributos que más caracterizan a Amarilla, quién con sus propias manos fabrica en la localidad de Caaguazú unos pintorescos camiones, autos y camionetas en miniatura, como una suerte de juguete y sueño de todo niño, y porque no, de algún adulto.

Amarilla inició con este sueño hace once años, de la mano del apoyo crediticio del CAH, cuya sucursal se encuentra en Coronel Oviedo, en la capital del Departamento de Caaguazú.

Gracias a los préstamos que fue obteniendo en el transcurso de estos años, la entidad le brindó la posibilidad de adquirir maquinarias e insumos, con el fin de posicionarse como un referente del rubro en la zona de Caaguazú, mediante su pujante microemprendimiento.

El negocio lo lleva adelante con el apoyo de su inseparable esposa y de su cuñada.

“Es un negocio bien familiar. Estoy muy feliz, porque hago lo que me gusta”, mencionó Amarilla.

Las personas que quieran adquirir el trabajo del joven, pueden realizar los pedidos contactando con el mismo a los teléfonos (0985) 717-107 y (0972) 955-229.

Para emprendedores

La agencia IP informó que a la fecha se encuentran habilitada varios créditos para futuros emprendedores, con líneas para la producción, los servicios, el comercio y el consumo.

Los créditos a la producción están destinados para actividades productivas en sus diversas formas, como artesanía, agropecuarias, pequeñas industrias y otras actividades destinadas a la fabricación, elaboración u obtención de bienes.

Los créditos a los servicios están dirigidos para la prestación de servicios diversos, ya sean áreas rurales, periurbanas o urbanas.

Los créditos al comercio sirven para actividades comerciales, ya sean de áreas rurales, periurbanas y urbanas.

En tanto, los créditos al consumo están destinados para pagos de bienes y servicios. A modo referencial, sería para productos de la canasta básica, salud, mejoras y equipos básicos del hogar y educación.

Para conocer más sobre las líneas de créditos, los interesados pueden ingresar a la página del CAH, o bien, acercarse a una de las 80 sucursales con que cuenta la institución.

Otras vías para contactar con el CAH es a través de la dirección electrónica [email protected] o a los teléfonos (021) 569-0150, o al (021) 569-0169.

#ULTIMAHORA